jueves, mayo 04, 2006

Comunicado del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra

San Salvador Atenco Estado de México a 4 de mayo de 2006.

A las organizaciones sociales:

Al pueblo de México:

A los medios de comunicación:

Desde el pasado 20 de abril en el municipio de Texcoco, gobernado hoy por el PRD, se ha montado un cerco en contra de quienes honestamente buscan el sustento diario para su familia a través de la venta de flores y todo lo que produce nuestra tierra. Desde entonces el gobierno municipal ha decidido limpiar a todo Texcoco de gente pobre que afea la ciudad, pero además para invadir con más tiendas comerciales trasnacionales, como Wallmart, etc.

Mientras los pueblos y comerciantes de manera organizada el día 2 de mayo realizamos una concentración en la subprocuraduría de Texcoco, como respuesta obtuvimos el caso omiso por parte de las autoridades tanto municipales como estatales. No bastando con la fuerza pública que ya de por sí sitió las calles para evitar que los vendedores volvieran a ocupar su espacio de trabajo, el día de hoy, 3 de mayo, desde muy temprano entraron a desalojar de manera violenta a todos los locatarios del mercado "Belisario Domínguez" reteniendo a cuatro compañeros floristas: Patricia Romero, Raúl Romero, Adalí Sánchez Romero y Rosalba Castillo.

Ante esta situación, una comisión de más de cuarenta compañeros del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, acudieron para solidarizarse y saber lo que ocurría. Apenas llegados al lugar el cerco policiaco se incrementó, cercando dicho lugar y de nueva cuenta agrediendo a todos estos compañeros. En este enfrentamiento hubo otra vez heridos de gravedad y sin la posibilidad de recibir ningún tipo de auxilio.

Durante el transcurso del día, está situación se estuvo denunciando y a su vez se seguía insistiendo en que las autoridades correspondientes dieran la cara y resolvieran, mediante el diálogo, el problema que ellos mismo habían originado. Dicha petición no fue posible, por el contrario siguieron incrementando a sus cuerpos de fuerza represiva, pero está vez para evitar que el resto de las comunidades aledañas se organizaran y dejarán de bloquear la carretera federal Lechería-Texcoco. En particular, su represión se ensañó con el poblado de San Salvador Atenco, dejando de nueva cuenta a varios lesionados y asesinando a un joven de la comunidad de Acuexcomac.

Mientras todo esto ocurría los medios de comunicación oficiales se encargaron de centrar toda la atención solamente en el momento en que varios de nuestros compañeros se defendían de los policías, policías que posteriormente aparecían tirados en el suelo y que fueron perfectamente utilizados como la imagen de una violencia reprobable, para después justificar que todos los compañeros atrincherados en el mercado -más de cuarenta- fueran retenidos por la policía estatal comandada desde el olimpo de gobernación del Estado de México y conducidos hasta Toluca.

A nosotros nos queda claro que todo esto no es un hecho aislado de toda la represión que el estado desata cuando La Otra Campaña que significa organización y solidaridad entre los de abajo, pasa literalmente por los pueblos de México, tampoco nos sorprende que el miedo que el sistema político tiene, otra vez se refleje con su represión encarcelando a nuestros compañeros. Nos queda claro que todo esto responde a una provocación premeditada para encarcelar a los mismos compañeros que dignamente tras la lucha en defensa de la tierra del 2001, han ganado una presencia no sólo entre las comunidades de la región, sino a nivel nacional; en otras palabras se han ganado el reconocimiento y respeto de otros pueblos con los que se solidarizan, para seguir invitando a la organización y la defensa de los derechos de los pueblos.

Sabemos que esto último es un motivo suficiente para que el Estado vea en ellos un peligro, pues en la vía de los hechos el Frente de Pueblos de Pueblos en Defensa de la Tierra, demostró que si se puede derrotar a las imposiciones de un puñadito de gobiernos prepotentes. La burda maniobra de provocación pretende por un lado justificar la violencia contra quienes se levantan y alzan la voz en cualquier rincón de este país y por otro aniquilar la organización que logró detener el arrebato de nuestras tierras. Lo que el Estado está buscando es cobrarse la afrenta que representó la férrea resistencia de hombres y mujeres por defender lo único que tenían haciendo añicos un decreto presidencial.

Al gobierno estatal y federal le exigimos:

· La libertad absoluta e incondicional de todos y cada uno de nuestros compañeros detenidos

· Y el retiro inmediato de los cuerpos policíacos de los alrededores de nuestros pueblos.

como condiciones mínimas para poder establecer un diálogo directo con los responsables, es decir con el gobierno Estatal y Federal.

Convocamos a la concentración en Cárcel de Mujeres (Avenida Ignacio Zaragoza cerca del metro Acatitla) a las 8 de la mañana.

Convocamos a una reunión para discutir un plan de acción conjunto a las 6 de la tarde en el local de Uníos (Carmona y Valle número 32 cerca del metro Cuauhtémoc)

Convocamos a todas las organizaciones sociales consecuentes de este país sean o no adherentes a la Otra a que realicen acciones organizadas a partir de hoy, 4 de mayo, a las 8 de la mañana con las siguientes demandas: libertad absoluta e incondicional a nuestros compañeros y el retiro de los cuerpos represivos.

¡POR LA DIGNIDAD DEL PUEBLO!

¡POR LA LIBERTAD ABSOLUTA E INCONDICIONAL DE NUESTROS HERMANOS!

¡NO DAREMOS NI UN PASO ATRÁS!

FRENTE DE PUEBLOS EN DEFENSA DE LA TIERRA



0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal